jueves, 22 de octubre de 2009

Cadel Evans y Romain Sicard, campeones del mundo, con Cosmic Carbone Ultimate.

Gracias a una impresionante voluntad y formidable energía Cadel Evans obtuvo el título muy deseado de Campeón del Mundo en carretera. La estrategia del equipo australiano resultó efectiva, gracias a un ataque decisivo en la última subida. Cadel sacó provecho de las calidades de las ruedas Cosmic Carbone Ultimate ultra ligeras y extremadamente rígidas, hizo la diferencia gracias a su aceleración explosiva y a su búsqueda de velocidad máxima donde el aerodinamismo y la transmisión de energía son determinantes.

En categoría menos de 23 años, el Francés Romano Sicard obtuvo la medalla de oro. El joven campeón del mundo llevaba también ruedas Cosmic Carbone Ultimate.

FUente: Comunicación Mavic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada