lunes, 21 de junio de 2010

Kim Kirchen sigue en coma inducido.

Todo el equipo Katusha visitó a Kim Kirchen en Zurich tras terminar la contrarreloj final del Tour de Suiza. El personal médico explicó que el estado del ciclista luxemburgués es un poco mejor, pero decidió dejar al corredor farmacológicamente dormido durante otras 48 horas para hacer más investigaciones. En este periodo de tiempo aumentarán la temperatura de su cuerpo hasta el estado normal.

Kirchen sufrió una crisis cardiaca el jueves y fue ingresado en el hospital inmediatamente. Desde entonces, permanece en coma inducido.

Fuente. Biciciclismo.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada